Group of Women Parliamentarians SPA (website) - Page 32

PASAJE DE LA IGUALDAD FORMAL A LA IGUALDAD REAL

femineidad, la masculinidad y la sexualidad exacerban estas circunstancias.

Asimismo, las adolescentes sexualmente activas no tienen acceso a los preservativos en las escuelas y no pueden acceder a los servicios de salud sexual hasta que llegan a la edad de 16 años. Esto puede traducirse en embarazos no deseados y en complicaciones provocadas por los abortos ilegales, además de plantear un dilema para los profesionales de la salud que quizás desean ofrecerles servicios anticonceptivos pero temen ser cuestionados por los padres o por la justicia.

La oradora se explayó luego sobre otras fuentes del problema: el empoderamiento de las niñas no se promueve de manera sistemática en el sistema educativo. De hecho, los programas nacionales de educación siguen reflejando los sesgos de género. Estas ideas arraigadas limitan las aspiraciones educativas a futuro y pueden redundar en una división de la fuerza laboral en función del género. Muchas de las profesiones más lucrativas, como la ingeniería, están dominadas por hombres. En Santa Lucía, de los 58 ingenieros matriculados, solo dos son mujeres. Entretanto, los puestos de trabajo que tradicionalmente estaban en manos de mujeres, por ejemplo la docencia desde el nivel preescolar hasta el nivel secundario, son los peor pagos en el sector público.

La Ministra Reynolds enfatizó también que los hombres y las mujeres deben trabajar juntos para promover el liderazgo de la mujer y transformar los países del continente americano. Destacó que como las normas y los valores tradicionales y sus comportamientos resultantes son pasajeros, es posible modificar estas inequidades para mejorar la situación de la mujer.