Estados Unidos - Page 7

6

Estructura del PIB

Por el lado del gasto, en 2017 el consumo privado destacó como motor de la actividad económica de EE UU, con una aportación del 68,4% al Producto Interior Bruto estadounidense. La inversión privada y el sector público, tanto consumo como inversión, representaron ambas un 17,3% del PIB.

Fuente: BEA

El crecimiento del PIB en términos nominales del año 2017 fue de un 4,2%,

y un 2,2% en términos reales. Este dato refleja las contribuciones positivas

del consumo privado, las exportaciones, la inversión privada que este año fue

positiva en contraposición con el comportamiento negativo que presentó en

2016. Por el contrario, las importaciones aumentaron y el gasto público cayó

ligeramente, lastrando levemente el crecimiento.

Por el lado del gasto, en 2018 el consumo privado destacó como motor de la actividad económica de EE.UU., con una aportación del 68% al Producto Interior Bruto estadounidense.

La inversión privada y el sector público, tanto consumo como inversión, representaron un 17,8% y 17,2% del PIB, respectivamente. En el año 2018, las exportaciones aumentaron. El déficit comercial se incrementó en este último año debido al mayor crecimiento de las importaciones.

Las exportaciones supusieron un 12,4% del PIB, mientras que las importaciones representaron

un 15,4% del PIB.

Precios

El índice de precios de la energía se situó en el -3,5% interanual en diciembre de 2018,

manteniendo la tendencia bajista que se reflejó a final de año

El precio de la vivienda, medido por el índice S&P/Case Shiller 20-City Composite no

desestacionalizado, registró un aumento del 4,4% en el año 2018.

Los precios de producción para bienes terminados crecieron en términos interanuales un

2,5% en el 2018, registro ligeramente inferior al registrado el año anterior cuando los precios de producción experimentaron un crecimiento interanual de 2,6%.

Los precios para bienes intermedios y componentes aumentaron un 3,0% en 2018, tras

registrar un incremento del 5,1% en el año 2017. Este comportamiento se debe principalmente a la evolución de los precios de la energía.