El Corán y el Termotanque | Quinto número Año 2, número 5 - Page 14

HUESOS Por Leandro Llull ¿Te acordás del monstruo que unos pibes encontraron cerca de la rompiente y las aguas vivas? Ardía negro y perlado un palo marcando aquel hallazgo y la gente se amontonaba para verlo. Pero solamente había una seña, la intriga y la sorpresa soportando el embate de la espuma. «Un hueso» —dijiste—, un fósil de alguna criatura milenaria en la orilla del mar como la pena estaba clavada sobre mi fémur. Blando, efervescente, irradiaba su latido y rodeaba con un pecho de medusa los maravillados años igual que la sal sobre la piel cuando nos quedamos encallados a secarnos en la arena. 12