Diario La Hípica Edición 1086 - Page 4

4 La Hípica Programa Protagonistas Año 11 | Número 1086 l Sábado 02 de Mayo 2020 Una ilusión para toda la actividad hípica La jocketta Lesly Carolina González Torres se ha ganado el corazón de todo el turf chileno merced a su esfuerzo. A sus 21 años suma 65 triunfos y sigue buscando cumplir sus sueños sobre sus queridos caballos. Lesly Carolina González Torres se ha ganado el corazón de la actividad hípica chilena que la considera la sucesora de Michelle Castillo, la rubia de los ojos azules que revolucionó la hípica nacional en la década del 2000. FERNANDO OJEDA V. JOSÉ MANUEL REYES L a sonrisa de Lesly Carolina González Torres no pasa des- apercibida en la actividad hípica, donde ya es una de las regalonas de la afición que ve con profundo agra- do como la joven de 21 años va haciendo camino al an- dar en un mundo lleno de hombres. “A mis colegas hombres los respeto, me cuidan harto, pero creo que hoy tengo chances de tener mis opor- tunidades por mérito pro- pio”, reconoce Lesly, para muchos la sucesora natu- ral de Michelle Castillo, la amazona que hace algunas temporadas revolucionó la actividad hípica nacional. Reconoce la jocketta que siempre le gustaron los caballos. “Me llamaban la atención. Deseaba estar cerca de ellos. Podría haber estudiado, quizá haber sido veterinaria, pero siempre el corazón me llevó donde ellos. Desde los 15 años co- mencé a prepararme para cumplir mi sueño y a los 18 logré sacar mi patente. Fue fundamental el apoyo de mis padres y mis hermanos para lograrlo”. La escuela de jinetes fue el primer eslabón que cum- plió la amazona. “Siempre mis padres me apoyaron. Desde que entré a la escuela ellos han estado conmigo. Ahí estaba solo la ilusión, pero no había plata. Ellos fueron claves para poder seguir adelante”. En la primera parte de su carrera se inició en el co- rral de Sergio Romero para luego pasar al Club Hípico de Santiago. Hoy reconoce que en Blanco Encalada y en el Valparaíso Sporting se siente más cómoda, dado que hay varios equipos que le han dado la mano en di- chos escenarios. En espe- cial donde Antonio Abarca, Sergio Inda y Jorge Ara- neda. “Igual trato de tener oportunidades en el Hipó- dromo Chile, donde partí mi historia”, complementa con una madurez que le ha valido el reconocimiento de sus pares. “No tengo relación con las jockettas, salvo con la Ca- therine Weilby. A mis co- legas hombres los respeto, me cuidan harto, pero creo que hoy tengo chances de tener mis oportunidades por mérito propio. Es di- fícil ser una mujer en un mundo de hombres, pero me las he ingeniado para salir adelante. Siendo profesional siempre van a llegar las oportunidades”, afirma con una convicción que deja en claro que cum- plirá sus sueños. “Esto no es de un día para otro. Todo, los estudios, la vida, las profesiones, demandan mucho tiem- po. Nunca me desesperé. Cuando me fui a USA tras la rodada que tuve con un colega sentía que debía volver a Chile para lograr los sesenta triunfos y ser de primera categoría, y lo hice. Pero tengo claro que esto se hace día a día. Mis caballos son mi segunda familia y no los puedo de- fraudar”, confiesa. Ciro Alegría le entregó su primer triunfo y El Im- parable la primera gema clásica, pero el Grupo 1 sigue siendo el sueño pen- diente de una carrera que ya suma 65 victorias, todas dedicadas a sus “partner”, que son su familia. “Ellos siempre están ahí. Mi pa- dre me va a buscar a to- dos lados. Mi mami me acompaña a las carreras con uno de mis hermanos. Siempre están conmigo” explica con una sonrisa, la misma que ha cautiva- do a la hípica nacional por completo, Preparada para nuevos de- safíos, Lesly Carolina Gon- zález Torres quiere seguir creciendo día a día en el mundo de las carreras. “Se- guir avanzando en mi pro- fesión, sumando triunfos, y creciendo día a día. Oja- lá poder representar a mi país, pero siempre volvien- do a casa. Sería lindo poder correr por Chile frente a otras jockettas de Suda- mérica o el mundo. Creo que he avanzado mucho y podría cumplir muy bien el desafío de representar a nuestra hípica. “, afirma ilusionada. Las palabras finales son de agradecimiento para su fa- milia, toda la afición hípica en general y todos los equi- pos que le han dado una mano y un mensaje que la retrata de cuerpo entero. “Ojalá pueda comprarme una parcelita y darle des- canso a todos los f.s. que se jubilen en la hípica. Se- ría lindo poder colaborar con los caballos, que tanto quiero y con los que tantos sueños he podido cumplir”.