Despertar de la Montaña Edición 326 - Page 2

2 DESPERTAR DE LA MONTAÑA, La Realidad de nuestro tiempo Esperan hasta 2 mil muertes por covid-19 en México Por: Salvador García Soto El escenario más crítico de la pandemia de Covid-19 en el país, le fue presentado al presidente Andrés Manuel López Obrador el jueves pasado en la reunión de gabinete legal y ampliado a la que convocó el mandatario en Palacio Nacional. Ahí, frente a todos los titulares del gobierno federal, el equipo coordinador de la estrategia contra el coronavirus, encabezado por el subsecretario Hugo López Gatell y su equipo de epidemiólogos, junto con el ausente secretario de Salud, Jorge Alcocer, y el titular del Insabi, Juan Ferrer, le informaron al presidente, que la cifra estimada de mexicanos que morirán por este nuevo virus va de los 400, la cifra más optimista, hasta los 2 mil fallecimientos, que es la proyección más alta. De acuerdo con fuentes directas que participaron en esa reunión, al presidente le presentaron detalladamente las proyecciones de cuántos mexicanos de contagiarán del virus, cuántos se estima que desarrollarán síntomas, cuántos de esos requerirán hospitalización y cuántos de los hospitalizados tendrían que estar en terapia intensiva. La principal preocupación del gobierno federal en estos momentos es garantizar la disponibilidad de camas, equipos, insumos y personal suficiente para atender a los pacientes contagiados que requieran hospitalización, sobre todo los que tendrán que ingresar a cuidados intensivos, que según los cálculos presentados por el director del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, Ruy López Riadura, se estiman en poco más de 10 mil pacientes que llegarán a los distintos hospitales públicos en condiciones de gravedad. Veremos pues que tan realista es el informe que le presentó al presidente su gabinete de salud, que tan reales son sus proyecciones y qué tan acertado su estimación sobre la mortalidad de este virus entre los mexicanos. Pero lo más importante es ver si, con nuestro debilitado y desabastecido sistema de salud pública, el gobierno federal podrá estar preparado, como afirma, para enfrentar una pandemia que ha colapsado a sistemas de salud de países mucho más desarrollados que el nuestro como Italia, España o los mismos Estados Unidos. La elección del 2021, en espera Por Francisco Campos Ramírez "Un partido que es capaz de autocriticarse muestra que se mantiene despierto." ALICIA MOREAU DE JUST La democracia en México está sujeta a un sistema de partidos quienes ponen al ciudadano en el escenario político y al juego democrático para la elección de los representantes populares. En un principio los partidos políticos tuvieron un papel importante en la transición democrática en nuestro país, dado el principio ideológico que los originó y el adoctrinamiento de sus militantes y dirigentes quienes plantearon el cuestionamiento en la agenda nacional; del principio ideológico de partido casi no queda nada, en los partidos políticos pesa más hoy en día el pragmatismo como forma de sobrevivencia. Rumbo a la elección del 2021 en el estado de Guerrero, poco a poco se va dilucidando, el primero que muestra una clara tendencia es el PRD, por las acciones emprendidas su objetivo es No es el fin del mundo, pero tenemos que prepararnos para una emergencia sanitaria. Vienen días en los que tendremos que poner a prueba nuestro civismo. Empecemos por los hechos. Estamos en el principio de una pandemia por un coronavirus nuevo que causa la enfermedad Covid-19 (por sus siglas en inglés). Muchos millones de personas se infectarán. La mayor parte no tendrá síntomas o solo síntomas de resfriado común. Una minoría necesitará ingresar en un hospital. Probablemente, menos del 1% morirá. Como sucede con la gripe estacional, los ancianos y personas con enfermedades crónicas tienen un mayor riesgo. Sin embargo, este coronavirus es claramente más letal que el virus de la gripe estacional. Como en toda epidemia, el objetivo inicial fue la contención, algo que ya parece inviable: más de 100 países han reportado Covid-19 y los números siguen creciendo, especialmente en Europa y Estados Unidos. De hecho, cuantas más pruebas diagnósticas se hacen, más casos emergen. El virus está transmitiéndose entre la población. Cada vez que damos la mano a alguien o tocamos el pomo de una puerta somos potenciales eslabones en la cadena de transmisión. El objetivo actual ya no es prevenir que la gente se infecte, sino prevenir que se infecten demasiado rápido. No se trata de detener una pandemia imparable sino de ralentizarla para evitar la saturación del sistema sanitario. Es posible que no podamos evitar un millón de infecciones, pero debemos evitar que ese millón de infecciones ocurran de forma masiva en las próximas semanas. Un goteo continuo de casos graves está creando problemas en los hospitales; una riada sería catastrófica. Nuestro futuro está viéndose actualmente en Italia: hospitales desbordados, UVIs improvisadas en los pasillos, personal sanitario al borde de la extenuación y con múltiples bajas por infección, llamadas desesperadas a médicos jubilados para unirse a la lucha… El objetivo es aplanar la curva epidémica para impedir un pico de casos que deje a miles de pacientes sin recibir atención sanitaria adecuada. Ganar tiempo para que los pacientes actualmente ingresados vayan volviendo a casa y dejando sitio a los futuros. Pero el tiempo de actuar con éxito se nos acaba. Para reducir la transmisión necesitamos implementar medidas temporales de distanciamiento social: evitar aglomeraciones, cancelar manifestaciones y otras actividades públicas (grandes conciertos, servicios religiosos, reuniones científicas...), mantener a los más vulnerables fuera de la calle, facilitar el teletrabajo y, como ya se ha empezado a hacer, suspender clases en colegios y universidades. Hay que tomar estas medidas drásticas para asegurar que miles de pacientes puedan recibir atención sanitaria adecuada. Los ciudadanos deben entender que su participación es clave para que el distanciamiento social funcione. Cada uno de nosotros podemos complementar estas medidas con pequeñas cosas: lavarse las manos con jabón varias veces al día, limpiar frecuentemente las superficies expuestas, toser en el interior del codo, mantener las manos fuera de nariz, ojos y boca… Durante las próximas semanas, no dar la mano a alguien no será una falta de educación sino un signo de responsabilidad cívica. Cada beso en la mejilla a nuestra amiga puede convertirse, de rebote, en el beso de la muerte para su anciana madre. Las medidas de distanciamiento social tendrán un enorme impacto económico y personal. Pero la alternativa es peor. ir solo a la elección de gobernador, diputados federales y locales, tal vez alguna alianza en algunos municipios, le es más rentable dado a que conservará su poco capital político que aún tienen, aunque saben que van a perder, pero retendrán a sus militantes y simpatizantes y como en otras elecciones, ganarán algunas diputaciones y alcaldías, el cual les irá mejor que el planteamiento de hacer alianzas como lo plantea Ángel Aguirre, y así como van las cosas repunta Evodio Velázquez como su candidato a Gobernador. El PT, sigue vigente a través de su comisionado Victoriano Wences con acciones de servicio social en el estado, pero más recargado en la región de la montaña, en espera de una posible alianza con MORENA y con propuestas a alcaldes en algunos municipios donde tienen presencia y tenga las posibilidades de ganar. El MC esta entregado a MORENA, en espera de que lleguen las elecciones, aún no sea el candidato gobernador Luis Walton, así como el PT con propuestas a alcaldías donde tengan posibilidades de ganar. MORENA tiene la trayectoria de Andrés Manuel López Obrador en el estado, de ello depende los posibles resultados de la elección y del trabajo como presidente de la república. Las pugnas internas tal vez no tenga repercusiones en la base, en el ánimo de la ciudadanía, que al final de las decisiones se impondrá la voluntad del presidente para designar al candidato, que seguramente será el delegado federal en el estado Pablo Amilcar Sandoval, por la cercanía que tienen, él y su familia y como se vio en esta última gira en la costa chica, las atenciones que le dio AMLO a Amilcar, los demás se disciplinarán. En el PRI, su dinámica interna sigue fluyendo tanto en la renovación de su estructura, consejo político estatal, municipal, dirigentes municipales y seccionales, así como de los posibles candidatos, que cada quien hace lo propio, uno desde la Secretaría de Desarrollo social del estado que es Mario Moreno Arcos y el otro como Senador de República Manuel Añorve Baños, aún sin una definición, quizás a finales de año, las fuerzas internas tomarán la decisión. Su fortaleza tendrá en que salgan en una gran unidad, esperemos que la polarización de opiniones y expresiones que se han manifestado por estos dos aspirantes no impida esa unidad interna tan necesaria, además de lograr algunas alianzas con otros partidos coadyuvará en la ruta del triunfo, así como de su estructura que tiene en cada uno de los 81 municipios que lo sostiene. Sin duda la batalla electoral en Guerrero para el 2021 será entre el PRI y MORENA; los demás partidos a la expectativa de lo que sucede en el estado como el PAN, PES, y el emergente partido de Redes Sociales; vamos en el tercer mes del año preelectoral, la dinámica política seguirá su curso, nuevas acciones habrá, sorpresa también, al final del año sabremos las cartas para jugar. Son días difíciles; no es el fin del mundo, pero sí de emergencia sanitaria, millones de personas se infectarán