Despertar de la Montaña Edición 317 - Page 2

2 DESPERTAR DE LA MONTAÑA, La Realidad de nuestro tiempo LECTURA POLÍTICA Noé Mondragón Norato Futuro 21: desesperación de los chuchos Por decreto y sin consultar a la militancia perredista, la tribu los chuchos de Nueva Izquierda decidió no solo darle muerte literal, sino también rezarle sus respectivos rosarios y sepultar a ese partido político. Desde luego, aliados con la pedacería del PRI y PAN. Todos ellos pretenden conformar ahora, el partido político Futuro 21 como una forma de "generar contrapesos para que, en las elecciones de 2021, Morena no siga avasallando en la Cámara de Diputados". De ahí se lee lo demás. DESESPERACIÓN POR EL PODER. - Tras quedarse literalmente, sin nada en la pasada elección del 1 de julio de 2018, los chuchos entendieron la situación. Enfocaron a lo lejos la cancha del poder: para la elección de 2021, el PRD no lograría diputaciones federales ni locales en varias entidades del país. Y estaba encaminado a perder su registro en forma definitiva. Sobre todo, porque el presidente López Obrador les ajustaría cuentas políticas. Antes de que eso ocurriera, esperaron pacientes las propias crisis políticas generadas al interior del PRI. Y de ahí saltaron a la conformación de lo que será un nuevo partido político. Tiene, sin embargo, sus bemoles: 1.- Si en Guerrero, diversos actores perredistas se oponen a la eventual alianza PRI-PRD- PAN para la elección de gobernador de 2021, los chuchos de NI les demostraron que ya se anticiparon a ella. Porque la composición de Futuro 21, tiene entre sus destacados integrantes al ex candidato presidencial por el extinto Partido Nueva Alianza (Panal) en la elección de 2012, Gabriel Quadri, un personaje non grato para Guerrero por una sencilla razón: apenas el pasado 11 de enero del presente año, fustigó a los tres estados del Sur más atrasados de una forma a todas luces discriminatoria y excluyente: "si México no tuviera que cargar con Guerrero, Oaxaca y Chiapas, sería un país de desarrollo medio y potencia emergente", dijo con desparpajo. A Quadri se le ubicó en su momento como "comparsa política" de Peña Nieto para arribar a la presidencia del país. 2.- Destacan entre sus filas también, Rubén Aguilar, el vocero del ex presidente panista Vicente Fox, quien carece de presencia política importante. Y los ex priistas José Narro Robles y Beatriz Pages, dos personajes que renunciaron a ese partido por la `imposición ? de Alejandro Moreno Cárdenas `alito ? en la dirigencia nacional del PRI. Tentativamente, se estaría sumando más adelante, la también ex priista Ivonne Ortega, perdedora de la elección para renovar esa misma dirigencia. 3.- Los seis miembros de los chuchos que conformarían Futuro 21, han entregado al país en diversas facetas: Jesús Ortega y su esposa Angélica de la Peña, Fernando Belaunzarán, Jesús Zambrano ?sobre todo el primer chucho y el último? cedieron en todo lo que el ex presidente Peña Nieto les ordenaba. Incluida la aprobación de la Reforma Energética, causante del alza indiscriminada al precio de las gasolinas. Por su parte, Miguel Ángel Mancera es el responsable directo de entregarle la Ciudad de México ?en su calidad de jefe de gobierno capitalino?, a la delincuencia organizada. Está muy claro que, a donde quiera que vayan o con el partido y los personajes con los que tiendan alianzas, el pasado político de cada uno de los integrantes de los chuchos, será su pasaporte no solo a la animadversión adelantada de los votantes, sino a su segura derrota electoral en el hipotético caso de que sean postulados para un cargo de elección. Porque este país ya cambió. Y los únicos que no se han dado cuenta de ello, son los que se acostumbraron a ser comparsas políticas del presidente en turno, atendiendo sus intereses personales. Pero escudándose en esa "izquierda" atrofiada, esclerótica y perversa. Palabras Mayores Jorge Romero Rendón El 2021 ya está aquí: Walton, precandidato Muy a pesar de que él no se asume aún como tal, Luis Walton Aburto fue recibido ayer por el Grupo Cuicalli como el primer precandidato a la gubernatura de Guerrero en ser destapado, para que hablara sobre cómo solucionaría los problemas del estado en su eventual gobierno a partir del 2021. Planteó combatir la pobreza con educación y trabajo, con inversiones públicas y privadas, y sobre todo disminuyendo más la inseguridad pública, a la que considera el principal freno para el desarrollo del estado. Walton aclaró que promueve una "alianza de Izquierdas" rumbo al 2021, aún cuando él no fuera nominado candidato, pues apoyaría a quien fuera designado; y que su amistad personal con el presidente Andrés López Obrador no es garantía de nada, pues "todavía queda mucho camino que recorrer" de aquí a dos años y "él no vota aquí". Sin embargo, todas las preguntas de los integrantes del Grupo Cuicalli y de los reporteros versaron sobre cómo atenderá los problemas del estado, ya no sólo como candidato, sino como el eventual futuro gobernador. Desde ahí, Walton esbozó sus ideas, estableciendo como principio tres ejes principales: Estado de Derecho, Educación de Calidad y Seguridad Ciudadana. De esos tres puntos, el exalcalde acapulqueño puso al tema de la seguridad como la principal demanda de los ciudadanos, a pesar de los avances que han logrado el estado y la federación, dado que aún no actúa a toda su capacidad la recientemente creada Guardia Nacional. Para él, la inseguridad representa un freno para la inversión, ha afectado al desarrollo y ha limitado los esfuerzos del combate a la pobreza. Pero que es obligación de los tres niveles de gobierno garantizar la prevención y el combate de los delitos, y llevar aún más lejos esa labor para poder rescatar la industria turística y diversificar más el desarrollo económico. Y que como en otros países, el crecimiento se debe dar junto con un gran trabajo de impulso a la educación, que ha sido el motor del avance que han logrado muchos países, como en Asia, entre otras ideas… Una estrategia de largo plazo… El exdirigente del Partido Movimiento Ciudadano está siguiendo una estrategia de buscar el diálogo directo con diversos sectores y grupos ciudadanos organizados -como el Cuicalli- para difundir sus propuestas de alianza partidista y para someter sus ideas de un posible gobierno al escrutinio público, en lo que para muchos es una verdadera precampaña que no viola de ningún modo la ley, para ir construyendo un espacio de opinión favorable a la coalición que promueve y a la alternancia gubernamental en el estado. Una estrategia que deberá complementarse con la organización social en barrios y colonias, lo mismo que en comunidades rurales de los diversos municipios de la entidad, para preparar toda una plataforma de ideas de gobierno, así como una estructura electoral de corte ciudadano, para enriquecer la labor de los posibles partidos aliados rumbo a la elección de gobernador. Una tarea para la que dos años apenas alcanza. Por eso, tal parece que el 2021 ya está aquí…