CONECTANDO AUDIENCIAS TRABAJAR CON EL PÚBLICO - Page 21

Pensemos en cómo querrían interactuar ellos –nosotros- con las organizaciones artísticas, en qué medida querrían implicarse. Gente normal de la calle, que, además de disfrutar como espectadores o visitantes, podrían ofrecer altruistamente su tiempo y sus conocimientos a esa organización para ser más fuerte, estar mejor gestionada, ser más transparente, relevante y vibrante para la comunidad a la que sirve. ¿Qué hacen hoy las organizaciones artísticas, en general, por las personas que quieren implicarse en la marcha de la organización? ¿Cómo se facilita hoy esa posibilidad? ¿Se entiende el valor, la oportunidad y la importancia que representa trabajar con el público desde las propias organizaciones artísticas? ¿Debería ser parte de la naturaleza de estas organizaciones? ¿Por qué? Trabajar con la audiencia ofrece inmensas oportunidades para las organizaciones artísticas. Señalaremos tres de extraordinario valor estratégico: • Cumplir mejor su misión • Hacerlas más fuertes frente a las variaciones del entorno (legales, fiscales, económicas, sociales, políticas…) • Responder mejor a los cambios en los hábitos de consumo cultural de la gente. A sus necesidades y aspiraciones con respecto a una manifestación u organización artística. Se puede trabajar con la audiencia –público, visitante, usuario– en varios niveles de la organización. Algunos pueden ser: • Diseño de la programación: diseño y co-curación de contenidos, desarrollo de producto, desarrollo de programas. • Diseño de servicios: innovación a partir del usuario, talleres conjuntos, involucración de expertos, focus groups. • Investigación y desarrollo: proyectos de investigación artística, musicológica, museológica, antropológica, etnológica, literaria, dramatúrgica, histórica, etc., cuerpos estables de investigación, debate y reflexión. • Co-producción: de contenidos artísticos, educativos, sociales, investigación. Trabajar con la audiencia es compartir la responsabilidad, ceder el espacio a la gente para que se produzca realmente el compromiso • Desarrollo de audiencias y aumento de la implicación: mediante programas de embajadores, bloggers, círculos de amigos… • Atención al usuario y organización: co-elaboración del mapa del usuario, voluntariados… • Comunicación y marketing. • Educación: no sólo para etapas infantiles, sino para todas las edades. • Co-Financiación: desde crowdsourcing, donaciones, contribuciones en especie… • Co-gobernanza • Gestión y operaciones: formación y actualización de competencias a los equipos de gestión de las organizaciones artísticas, apoyo tecnológico y asesoramiento para mejorar los procesos y la planificación de la gestión. Pero en este artículo pondremos el énfasis únicamente en aquellos aspectos de gestión y co-gobernanza. Quizás los menos explorados por las organizaciones artísticas en su trabajo con el público y, sin embargo, de los más beneficiosos allí donde se producen, tanto para las organizaciones artísticas como para la comunidad. Hablamos de aquellos casos en los que la forma de implicarse ofrecida por las organizaciones artísticas está basada en el acogimiento, el trabajo compartido y la participación de personas de la comunidad en sus órganos de decisión y gobierno. Imaginemos una persona a la que le gusta acudir con su familia al centro cultural de su comunidad y es amante del teatro. Un profesional que trabaja en una empresa, asociación, institución (o que está ya jubilado y cuenta con una experiencia enorme que aportar), que además posee determinadas aptitudes o conocimientos en un campo determinado (humanidades, economía, educación, psicología, 21 PARA COMPARTIR ESTA REVISTA: