CONECTANDO AUDIENCIAS TRABAJAR CON EL PÚBLICO - Page 10

10 Sobre los espacios culturales alternativos de Mérida... Y sus estrategias de participación con el público Ana Ceballos es especialista en gestión de públicos, marketing cultural, financiamiento y difusión de las artes; actualmente asesora proyectos culturales, artísticos y los relacionados con políticas públicas y emprendimiento cultural a nivel nacional e internacional. Radica en Mérida, Yucatán, México e impulsa su propia empresa AFORO, Gestión Cultural, enfocada a la consultoría artística y cultural, investigación, creación de proyectos, formación y profesionalización del gestor cultural. A su vez, trabaja como Coordinadora General del Diplomado en Gestión y Marketing Cultural en colaboración con CONACULTA, la Dirección de Cultura el Ayuntamiento de Mérida y la Universidad Modelo. @Ana_Isabel11 El surgimiento de nuevas compañías y espacios independientes en Mérida (México), plantea nuevos retos para adaptar la programación a las necesidades del público de la zona. Además de la puesta en marcha de estrategias de captación y fidelización de audiencias o campañas específicas de ticketing. C uando visitas Mérida -la de México-, puedes darte cuenta de la riqueza cultural en cada rincón de sus calles, tal como aparece en libros y guías turísticas; su gastronomía es de las mejores en el país, y muchos valoran su paz y tranquilidad. Conformada por cerca de 800 mil habitantes, es protagonista de un movimiento emergente que posiciona a la cultura como un valor importante en el desarrollo educativo y económico de la zona. En los años noventas, debido a una necesidad de subsistencia creativa, emergen los primeros espacios culturales alternativos, en respuesta a un acceso cada vez más complejo a teatros y museos de la ciudad administrados por el gobierno. Se trata de una nueva manera de crear, producir, de abrir espacios a un público especializado, se trata de formar nuevos públicos con capacidad de elección, y de una solución frente a la dificultad de mantener un proyecto en solitario, una nueva manera de vivir el trabajo y formar una comunidad con diversos creativos. Estos espacios de pequeño formato, con capacidad de 80 a 100 espectadores, son gestionados con recursos mixtos, es decir, aportes gubernamentales y privados de diversas fuentes, que en principio logran consolidarse a través del trabajo en colaboración con colegas e instituciones afines dando lugar al “Coworking” en las artes, una forma de trabajo conjunto que brinda la posibilidad de conocer más personas, fortalecer alianzas y permitir la participación más directa de los públicos en l