Boletín SUAyED ABRIL - Page 28

Así vivo

el SUAyED

Servando Rodríguez Barajas

Las ventajas son las que ofrece el sistema con respecto a la flexibilidad de horarios. Las desventajas son en relación a que estamos acostumbrados a los sistemas presenciales ya que la mayoría de personas estudian asistiendo clases en aula y con un profesor al frente, es algo que muchos hacemos desde pequeños y acudimos puntuales a clases desde primaria o, incluso, antes, desde pre-escolar. Es por eso que, de forma casi natural, tenemos dudas y cierta resistencia a un cambio; no solo nosotros, sino también la gente que nos rodea. Quizás escuches comentarios como: “Mmm… no confío en ese sistema”, “no salen igual de preparados”, “¿En serio les dan un título oficial, aunque sea en línea?” Lo cierto, es que cualquier sistema escolar tiene sus lados positivos y negativos; cualquier sistema, incluso el presencial, presenta sus retos, pero también, dentro de cualquier sistema escolar, hay una parte que requiere de adaptación del alumno. El SUAyED no es la excepción.

La tecnología informática ha revolucionado la forma en que nosotros, los humanos, nos comunicamos. Antes, ser autodidacta requería de una gran biblioteca o una ardua y prolongada experimentación. Ahora, la biblioteca más grande y nutrida de información que alguna vez haya existido no se puede comparar con el volumen de información contenida en el internet. Esto beneficia al SUAyED y es uno de sus pilares para lograr su objetivo: Un aprendizaje Autodirigido.

Cuando dejamos atrás los moldes del sistema presencial, donde todo el material e información necesarios se nos dan, nos quitamos una venda. Una venda que no nos dejaba ver más allá, que nos auto-limitaba a depender de un profesor que nos dijera cómo hacer las actividades y tareas que se tienen que hacer. Nos damos cuenta que somos capaces de buscar, leer, comparar y obtener conclusiones con base en distintas fuentes de conocimiento y después de toda esa búsqueda es que entendemos, y nos damos cuenta, que por fin sabemos cómo hacer lo que se tiene que hacer: Aprendemos a aprender solos. En este punto, cuando yo me quité el velo, fue cuando me enamoré del SUAYED, porque me enseñó que a veces no hay una forma específica o sendero para llegar a tus objetivos: Debes visualizar tus objetivos y encontrar la forma de llegar a ellos, crear tu propio camino.

Recuerdo bien el día que decidí aplicar para el examen de admisión en la carrera de Psicología dentro del sistema SUAYED, pensé: “Es buena opción”, “puedo trabajar y estudiar”, “¡Es la UNAM!”; pero… “¿tendrá la misma calidad?”, “¿qué pasa si tengo dudas?”, “¿estaré igual de preparado?”. De ello encuentro ventajas y desventajas:

27