Boletín SUAyED ABRIL - Page 12

Establecer una sólida red de apoyo familiar para mejorar la salud

Mi segundo hijo, al igual que el primero, fue un bebé planeado y esperado; Bosco nació un día del año 2004 y aparentemente todo salió bien, o al menos eso pensábamos…

Existen actualmente evidencias considerables de que la disponibilidad de apoyo a menudo funciona como un amortiguador del estrés, ayuda al afrontamiento y resulta muy beneficioso para la salud (Sarason,1999; citado en Ortego, López y Álvarez, S/F).

Mi segundo hijo, al igual que el primero, fue un bebé planeado y esperado; Bosco nació un día del año 2004 y aparentemente todo salió bien, o al menos eso pensábamos…

En el reporte médico de su nacimiento no hubo observación de padecimiento alguno y regresamos felices a casa. Cuando él tenía 3 meses de edad observé que era débil muscularmente, en comparación con su hermano a esa edad y lo comenté al pediatra quien me respondió que cada niño era diferente, esto se repitió un par de meses más y decidí llevarlo al IMSS donde me dieron pase a pediatría; ordenaron una tomografía (TAC) y con ella en mano el pediatra me dijo: “su hijo tiene una dilatación ventricular”, por supuesto me asusté y no comprendí la explicación que me dio. No demoraré en contar la travesía hasta llegar al neuropediatra que nos explicó clara y pacientemente lo que sucedía y, finalmente, tuvimos un diagnóstico:

Retardo en el desarrollo psicomotor sintomático secundario a trastornos de la migración neuronal así como hidrocefalia arrestada e hipermetropía.

Mónica Guadalupe Beltrán

Bosco:

una historia

para contar

11