Boletín SUAyED ABRIL - Page 10

La intervención psicológica en los casos de autismo está centrada en el establecimiento de un Plan de intervención de corte conductual por ser un abordaje directivo, delimitado a objetivos y organizado en función del avance en los cambios de conducta observables. Aunado a esto, nosotros consideramos que se requiere poner en marcha una serie de factores que alienten un estilo de vida saludable en pacientes con autismo. Por lo cual evaluamos pertinente que el psicólogo considere en su ejercicio:

a) Intervención documentada. Como parte del ejercicio ético y profesional de la psicología, la intervención especializada y actualizada en los temas pertinentes tienen un impacto considerable en las personas a las que se atiende. Es necesario que los psicólogos que se dedican a trabajar con pacientes que viven con autismo, estén los suficientemente documentados en el tema en términos de etiología, tratamiento, avances médicos y estrategias de abordaje diversas, ya que un ejercicio profesional será un factor que contribuya a que los pacientes reciban el tratamiento adecuado y respaldado científicamente.

Sensibilización con respecto al tema. Al menos en nuestro país, desafortunadamente se mantiene una serie de prejuicios alrededor de las personas que reciben intervención psicológica, lo cual redunda en etiquetas, estereotipos y actitudes que discriminan a los pacientes. De tal forma que además de la capacitación teórica es necesaria la sensibilización en los psicólogos, ya que es un aspecto fundamental porque se empata con el actitud que evita subestimar a cualquier población que se atienda, la sensibilización se relaciona con la actitud desprejuiciada acerca de las personas que viven con autismo.

Sensibilización y documentación a la familia. El acompañamiento emocional a la familia es uno de los factores que contribuyen al fomento de la vida saludable de los pacientes con autismo, mientras el ámbito cotidiano del paciente sea mejor informado con respecto a las particularidades del tema, los familiares podrán apoyar el desarrollo del tratamiento. La información oportuna y el acompañamiento emocional puede contribuir a que la familia genere un espacio saludable y óptimo para el tratamiento exitoso del paciente.

Trato digno al paciente. La dignidad se relaciona con reconocer el valor que tienen las personas independientemente de las condiciones de salud en las que vivan. La intervención psicológica se distingue por trabajar con afectos, emociones y conductas, por lo cual el profesional no puede dejar de lado que todo el tiempo está tratando con personas que pertenecen a un contexto social, cultural y familiar; luego entonces el trato digno y humanitario hacia los pacientes con autismo es fundamental para generar un estilo de vida saludable pese a las adversidades que tal situación pueda representar.

Trabajo interdisciplinario. La investigación científica y la intervención psicológica en el tema del autismo han tenido avances importantes, por lo que el trabajo en conjunto entre diversos profesionales (médicos, neurólogos, psicólogos, trabajadores sociales) aportan elementos diversos y necesarios para bien atender dicha situación.

b) Sensibilización con respecto al tema. Al menos en nuestro país, desafortunadamente se mantiene una serie de prejuicios alrededor de las personas que reciben intervención psicológica, lo cual redunda en etiquetas, estereotipos y actitudes que discriminan a los pacientes. De tal forma que además de la capacitación teórica es necesaria la sensibilización en los psicólogos, ya que es un aspecto fundamental porque se empata con el actitud que evita subestimar a cualquier población que se atienda, la sensibilización se relaciona con la actitud desprejuiciada acerca de las personas que viven con autismo.

Sensibilización y documentación a la familia. El acompañamiento emocional a la familia es uno de los factores que contribuyen al fomento de la vida saludable de los pacientes con autismo, mientras el ámbito cotidiano del paciente sea mejor informado con respecto a las particularidades del tema, los familiares podrán apoyar el desarrollo del tratamiento. La información oportuna y el acompañamiento emocional puede contribuir a que la familia genere un espacio saludable y óptimo para el tratamiento exitoso del paciente.

Trato digno al paciente. La dignidad se relaciona con reconocer el valor que tienen las personas independientemente de las condiciones de salud en las que vivan. La intervención psicológica se distingue por trabajar con afectos, emociones y conductas, por lo cual el profesional no puede dejar de lado que todo el tiempo está tratando con personas que pertenecen a un contexto social, cultural y familiar; luego entonces el trato digno y humanitario hacia los pacientes con autismo es fundamental para generar un estilo de vida saludable pese a las adversidades que tal situación pueda representar.

Trabajo interdisciplinario. La investigación científica y la intervención psicológica en el tema del autismo han tenido avances importantes, por lo que el trabajo en conjunto entre diversos profesionales (médicos, neurólogos, psicólogos, trabajadores sociales) aportan elementos diversos y necesarios para bien atender dicha situación.

c) Sensibilización y documentación a la familia. El acompañamiento emocional a la familia es uno de los factores que contribuyen al fomento de la vida saludable de los pacientes con autismo, mientras el ámbito cotidiano del paciente sea mejor informado con respecto a las particularidades del tema, los familiares podrán apoyar el desarrollo del tratamiento. La información oportuna y el acompañamiento emocional puede contribuir a que la familia genere un espacio saludable y óptimo para el tratamiento exitoso del paciente.

Trato digno al paciente. La dignidad se relaciona con reconocer el valor que tienen las personas independientemente de las condiciones de salud en las que vivan. La intervención psicológica se distingue por trabajar con afectos, emociones y conductas, por lo cual el profesional no puede dejar de lado que todo el tiempo está tratando con personas que pertenecen a un contexto social, cultural y familiar; luego entonces el trato digno y humanitario hacia los pacientes con autismo es fundamental para generar un estilo de vida saludable pese a las adversidades que tal situación pueda representar.

Trabajo interdisciplinario. La investigación científica y la intervención psicológica en el tema del autismo han tenido avances importantes, por lo que el trabajo en conjunto entre diversos profesionales (médicos, neurólogos, psicólogos, trabajadores sociales) aportan elementos diversos y necesarios para bien atender dicha situación.

d) Trato digno al paciente. La dignidad se relaciona con reconocer el valor que tienen las personas independientemente de las condiciones de salud en las que vivan. La intervención psicológica se distingue por trabajar con afectos, emociones y conductas, por lo cual el profesional no puede dejar de lado que todo el tiempo está tratando con personas que pertenecen a un contexto social, cultural y familiar; luego entonces el trato digno y humanitario hacia los pacientes con autismo es fundamental para generar un estilo de vida saludable pese a las adversidades que tal situación pueda representar.

Trabajo interdisciplinario. La investigación científica y la intervención psicológica en el tema del autismo han tenido avances importantes, por lo que el trabajo en conjunto entre diversos profesionales (médicos, neurólogos, psicólogos, trabajadores sociales) aportan elementos diversos y necesarios para bien atender dicha situación.

e) Trabajo interdisciplinario. La investigación científica y la intervención psicológica en el tema del autismo han tenido avances importantes, por lo que el trabajo en conjunto entre diversos profesionales (médicos, neurólogos, psicólogos, trabajadores sociales) aportan elementos diversos y necesarios para bien atender dicha situación.

09