Barça 112 Junio - Julio de 2022 - Page 51

Es deporte , y en el deporte se puede ganar y perder . Un equipo como el Barça Femenino , que ha hecho historia por los títulos pero sobre todo por la forma de ganarlos , tenía que estar a la altura también en el momento de la derrota , del regusto amargo y la tristeza de perder la condición de mejor equipo de Europa . Por eso , como dice el presidente Joan Laporta , ellas son el orgullo del Club , de la ciudad y del país . Por eso , los más de 15.000 culés que se desplazaron a Turín nunca dejaron de creer y las despidieron como heroínas . Por eso en la plaza Catalunya no se movía ni un alma hasta el final . Por eso las lágrimas de Alexia , no por ella , sino por los aficionados y aficionadas que se quedaron con las ganas de celebrar otra Champions , o el beso de Aitana en la medalla de plata , también pasarán a la historia .

Llegaba el Barça como equipo a batir , y tenía argumentos de sobra para consolidar la reválida de la corona europea . Acababa de certificar una Liga perfecta e inmaculada ( 30 victorias en 30 partidos ), había ganado el título que se le resistió la pasada temporada , la Supercopa , y había hecho una trayectoria en la Champions , con una fase de grupo impecable , con doble exhibición contra el Arsenal , cuartos y semis los habían saldado con dos récords mundiales de asistencia en el Camp Nou y eliminaciones del Real Madrid , el eterno rival , y del Wolfsburg , el último que lo echó de la Champions League ( 2019 / 20 ). Pero enfrente tendría al Olympique de Lyon , el gran dominador del Viejo Continente , ganador de siete ediciones en la última década ( cinco de ellas consecutivas ). Nunca han escondido las catalanas que las francesas han sido su referente en el proceso de despegue , sobre todo después de que se las encontraron hace tres años , en Budapest , y el equipo francés pasó por encima del Barça en su primera final de la Liga de Campeones ( 4-1 ). Allí fue donde las culés pudieron comprobar cuál era el nivel para reinar en Europa y se propusieron trabajar hasta llegar de nuevo .