Barça 111 Abril - Mayo de 2022 - Page 117

El domingo 20 de marzo fue un día de sentimientos contrastados por el barcelonismo . El mismo día en que el primer equipo de fútbol conseguía una victoria histórica en el Bernabéu , el Club anunciaba con dolor y tristeza la muerte de uno de sus presidentes , Raimon Carrasco y Azemar ( 1924-2022 ), a los 98 años . Los jugadores lucieron brazalete negro y se guardó un minuto de silencio en memoria del expresidente azulgrana entre 1977 y 1978 , una figura importante en la historia del Club , aunque sólo estuvo seis meses en el cargo , pero fueron seis meses muy intensos . Nacido en Barcelona el 17 de febrero de 1924 , Raimon Carrasco i Azemar fue presidente del Club del 18 de diciembre de 1977 al 1 de julio de 1978 , desde el final de la presidencia de Agustí Montal y hasta las primeras elecciones democráticas después de la Guerra Civil , celebradas el 6 de mayo de 1978 . Su vida estuvo marcada por la sobrecogedora experiencia de la detención y fusilamiento de su padre – el dirigente catalanista y católico Manuel Carrasco i Formiguera- , que cayó en manos de las autoridades franquistas y fusilado en Burgos en 1938 . De hecho , el resto de la familia y el propio Raimon Carrasco también fueron detenidos en el mismo incidente , pero fueron canjeados por prisioneros franquistas .

SOCIO DESDE 1940 Al volver a Barcelona , cuando intentaba rehacer su vida y retomaba sus estudios superiores , se hizo socio del Club el 30 de octubre de 1940 , con sólo 16 años . Acabados los estudios de derecho trabajó en el sector de los seguros y en la empresa Industrias Agrícolas , empezando una trayectoria profesional que le llevó en la década de 1960 al Banco Industrial de Cataluña ya Banca Catalana , donde fue director y posteriormente presidente . Participó en diversas iniciativas empresariales y culturales , entre las