Digital publication - Page 24

LOS CAMBIOS AL EXAMEN PMP®

Cuando hablamos de la certificación Project Management Professional (PMP®), nos referimos a una acreditación profesional altamente reconocida y apreciada a nivel mundial. Ofrecida por el Project Management Institute (PMI), una organización profesional sin fines de lucro con sede en los Estados Unidos. Con una creciente demanda y probados beneficios para quienes optan por ella y para las empresas que éstos representan, la certificación PMP® es una credencial muy respetada, conformada -hasta ahora- por una colección de procesos y áreas de conocimiento generalmente aceptados como las mejores prácticas dentro de la gestión de proyectos. Entre sus principales beneficios están el poner a la disposición de quien lo utilice como guía, un gran número de herramientas, procedimientos y vocabulario común esenciales para desarrollar e implementar los estándares, protocolos y metodologías necesarias para el logro exitoso de proyectos en cualquier giro de negocios.

El PMI, nace en Estados Unidos en 1969 como una organización profesional sin fines de lucro dedicada a contribuir con el avance de la práctica, ciencia y profesión de la gestión de proyectos y hoy se constituye en la organización de dirección de proyectos con mayor renombre a nivel mundial. La primera Guía del PMBOK (Project Management Body of Knowledge), se constituyó en un referente estándar para la gestión de proyectos y bibliografía fundamental para la presentación del examen para obtener la certificación de PMP®, fue publicada en 1987 y a partir de la fecha se han publicado seis versiones. Cada 3-5 años, PMI® lleva a cabo investigaciones para entender cómo ha progresado la profesión, el impacto de las tendencias emergentes y la evolución de las responsabilidades de los gerentes de proyecto, por lo que cada versión actualiza la anterior ajustando, agregando y fortaleciendo el contenido basado en los cambios producidos en el ejercicio de la dirección de proyectos.

Por: Gloriela Oro

MBA, MEd. , PMP®

Los ajustes y adecuaciones que el PMBOK ha sufrido hasta la fecha, han sido progresivos con el fin de robustecer los principios ya existentes. Sin embargo, la propuesta de cambio para el 2021, es disruptiva y profunda, no solamente en términos del documento y por ende del examen para la certificación, sino también para toda la estructura que los sostiene. Hasta ahora, PMBOK se ha centrado principalmente en técnicas de gestión para proyecto predictivos o en cascada, pero el rápido cambio de la tecnología, nuevas tendencias en la dirección de proyectos y un crecimiento exponencial de la competencia, impulsa más que nunca un cambio que reaccione a ciclos de vida del producto más cortos y a requisitos cambiantes del producto o del proyecto a medida que el este último avanza. Lo anterior hacía imperativo moverse hacia una gestión y enfoque de proyectos más ágil que son una realidad en todos los sectores, pero especialmente en las industrias de la tecnología de la información y del desarrollo de software.

24