Digital publication - Page 17

Sistemas de Organización muy rígidos

Los Proyectos de Construcción se organizan en Fases que van desde la Planificación, el Diseño, la Construcción hasta la Operación y el Mantenimiento. Este sistema tradicional de organización en fases resulta un poco rígido a la hora de integrar los requerimientos y/o el expertise de los otros actores. Y con los modelos de contratación tradicionales (“Diseño – Licitación – Construcción”), el arquitecto queda encasillado en el diseño, y el contratista en la ejecución, con una enorme falla en el análisis de las necesidades del otro, y con un riesgo muy alto de caer en retrabajos, que solo pueden terminar en una baja eficiencia y débil productividad.

El temor a lo desconocido

La formalidad implícita en la gestión de proyectos puede percibirse como una amenaza al alma creativa de los arquitectos. Les traigo un ejemplo con el diseño generativo; una nueva herramienta tecnológica que a través de algoritmos matemáticos permite la automatización de determinados procesos de diseño, que usualmente toman mucho tiempo y no agregan valor. Lamentablemente, frente a los ojos de muchos arquitectos que tienen temor a lo desconocido, el diseño generativo representa una amenaza; ya no sólo a su creatividad, sino a ser reemplazados por la inteligencia artificial.

Industria Atípica. Baja Productividad

La industria de la Construcción tiene estadísticamente uno de los más bajos índices de productividad entre los sectores económicos, precisamente por ser una industria atípica, poco industrializada, condicionada por factores climáticos, altos riesgos en la seguridad humana, y con un personal con muy bajo nivel educativo. La incorporación de la tecnología ha sido muy lenta a lo largo de las últimas décadas, y la innovación apenas está dando sus primeros pasos con la introducción de la Metodología BIM (Building Information Modeling), a pesar de su promesa de traer grandes beneficios.

17