Última edición Revista TALENTO Coaching, Mentoring, Liderazgo y RRHH última edición - Page 9

obligación. Por eso no es una casualidad que te escuches utilizando la expresión “mañana tengo que ir a trabajar”. “Tengo qué” es una expresión frecuentísima en nuestra sociedad que expresa la obligación impuesta por “no se sabe quién”. Mantener el anonimato de ese “no se sabe quién” (neutro) es fundamental para no poder resolver la autoría de la obligación y, por tanto, no poder argumentarla y, de esa manera aceptarla como algo inevitable y superior a mi. Tu respuesta: frecuentemente Si tu respuesta es “frecuentemente” es muy probable que seas de los pocos que va a la empresa a conseguir. Las personas que han elegido adoptar esa actitud, viven la experiencia de acudir al trabajo como un desafío voluntario, una aventura en la que van a aparecer oportunidades desconocidas. Enfrentarse a ellas y vencerlas es el juego que les satisface. Reconocer los micro-logros diarios que consiguen es el combustible que les anima a repetirlo mañana. Los eventuales errores, fracasos y obstáculos que aparecen en el juego, no los nombran de esa forma, ni los viven con enfado y fastidio, sino como (bienvenidos) nuevos retos y posibilidades que les ofrecen la oportunidad de aprender y crecer. La diferencia La actitud con la que te enfrentas a la vida es una elección. Tú tienes el poder de elegir la actitud con la que deseas vivirla. El primer grupo de personas no se consideran libres, porque sólo hay libertad cuando dispones de opciones entre las que elegir. Los reconocerás fácilmente porque utili- 9